jueves, 29 de agosto de 2013

Titanes en el ring, segunda colección (1973)


Debido al gran éxito del programa de Tv y de las miniaturas Jack, Felfort decidió lanzar otra serie de Titanes a fines de ese mismo año 1973: otra colección de 18 muñecos de diferentes personajes. 
Estas miniaturas en líneas generales son más difíciles que las primeras, porque la tirada fue más corta y por sus delicados detalles.



Una gran diferencia con la anterior colección, es que en esta no son sólo los luchadores los que tienen su miniatura: Está el relator Di Sarli (arriba derecha), el árbitro Del Valle y otros tantos personajes que entretenían al público como Joe Galera, el hombre de la barra de hielo, el pibe bostezo, el poco duradero Tio rico y hasta un personaje que nunca llegó a ver la luz en el programa, la dama de blanco.


Estos cuatro pertenecen al amigo coleccionista Andres Yaniez. Los últimos tres son los más difíciles de conseguir completos, sin roturas. Al Príncipe de Nápoli le falta un pequeño pedazo de la espiga, el Tío rico tiene un fragmento del bastón reparado y David, toda su vara.


El mismo catálogo del  73 fue ampliado con la nueva colección (tambien es de Andres)


Una foto de la época


Como siempre, en el futuro dedicaré una entrada a cada uno de los titanes, mostrando la miniatura en detalle y contando su historia.

Y aquí el post sobre la primera serie:

sábado, 24 de agosto de 2013

El comisario y Boby (1968, 1969, 1971, 1972 y 1995)

Uno de los personajes más típicamente argentinos de la serie Hijitus es el comisario, un correntino encargado de hacer cumplir la ley en Trulalá. Es bueno aunque un poco autoritario. Sus frases típicas son: “¡marche preso, desacatáu!” “¡Yo te v’iá hacer repimporotear en el calabozo!” Su fiel perro es Boby y su ayudante el cabo Lopecito, que no tuvo miniatura en Jack.




En las dos primeras colecciones de García Ferré en Jack aparecen nuestros amigos.



El Comisario (1968)
El primer modelo del comisario aparece en 1968. Está de frente con un bolso o carpeta bajo su brazo izquierdo. Aquí el modelo en goma.




Luego con la misma matriz salió en plástico blando.





Boby (1969)
La miniatura de Boby es del año siguiente y aparece directamente en plástico blando. Esta es la única del perrito.




Comisario (1971)
El comisario se la pasa tomando mate, y así está en el primer modelo de plástico duro.





Comisario (1972)
En la segunda versión en plástico duro tenemos al comisario andando en moto, su transporte favorito, con el que recorre Trulalá haciendo cumplir la ley.





Comisario (1995)
Por último la versión chata





Una imagen de la época blanco y negro de las aventuras de Hijitus



Aquí vemos al comisario mateando con Hijitus




En un capítulo de las historietas de Hijitus, con su moto



También se movía en su jeep




Boby además de ser buen guardián es un experto cebador de mate.


Boby fue variando su aspecto según el tiempo y circunstancia.





Con el cabo Lopecito



Un fragmento del episodio del pingüino hippie, donde se puede escuchar el acento correntino y la manera de hablar del comisario; tambien aparece Boby

video

La voz era realizada por el gran “Pelusa” Suero; y a diferencia de las otras cientos de voces que hizo para Ferré, esta es anterior al personaje. Cuando Pelusa trabajaba en el programa de radio “la revista dislocada” hacía un personaje que era un correntino que transmitía carreras de yacarés. A Don Manuel le gustó esa voz, y se la dio al comisario. O sea que pelusa en parte fue creador de este personaje. El acento y la forma de hablar le salía tan bien que desde Corrientes muchas veces lo llamaron para reportearlo creyendo que realmente era correntino.


Figurita del álbum de Hijitus de 1969


La famosa caramelera. La tuve de pibe y la tiré :P




______________________________________



Las imagenes de la serie y la historieta fueron tomadas del blog www.hijituslogia.com.ar 
salvo las que aclaran en la imagen www.recuerdosanimados.com.ar

lunes, 12 de agosto de 2013

Nextel lanza publicidad con miniatura Jack de Martin Karadagian

Demostración del auge que está teniendo el coleccionismo en nuestro país (y en el mundo) es la última publicidad de Nextel con un coleccionista que consigue la miniatura Jack de Martín Karadagian (1973). Nextel es una empresa que obviamente hace publicidades para vender y para llegar a la mayor cantidad de público posible; esto da cuenta del grado que alcanzó este hobby, que es más que hobby una pasión. El comercial nos muestra el amor casi devocional del coleccionista por la pieza conseguida. En realidad un coleccionista sabe que Karadagian no es un Jack difícil, la elección de los publicistas obviamente habrá sido por lo que significa don Martín para la cultura popular (sino tendrían que haber elegido por ejemplo a Rómulo, el Cid o tantos otros, pero que no son conocidos por todos).
Me encantaría saber de quién es esa vitrina, donde además de Jack se ven algunas figuras de acción que no distingo en estantes de abajo.


Ficha técnica:
Cliente: Nextel
Producto: Nextel
Titulo: Muñequito
Agencia: Madre Buenos Aires
Productora: Agosto Buenos Aires
Director: Nacho Gayán
Actor: Luciano Rosini
Duración: 40 Seg
Año: 2013

miércoles, 7 de agosto de 2013

Tiny Toons (1997) el comienzo de la resurrección


Después de suspender la creación de nuevas sorpresas en 1983, Jack comenzó a producirlas nuevamente en 1992. El tema es que cada colección fue una basura tras otra (perdonen la sutileza). Según trascendió, en una reunión en la empresa Felfort alguien saltó y dijo que coleccionaba de chico las miniaturas Jack y que no podían hacer esas porquerías, e incitó a retornar a la antigua calidad en las sorpresas (se expresó con otras palabras, claro). Así que siguieron sus consejos y decidieron arrancar con miniaturas de una serie que estaba en auge en ese momento: los Tiny Toons. Si bien la calidad de estas piezas no es maravillosa, fue el puntapié para la resurrección de Jack que fue mejorando con los años: Luego salió la de Animaniacs que está muy bien y con Cartoon Network y los Simpsos si realmente nos brindó sorpresas fantásticas.


La colección consta de 16 personajes en 20 miniaturas, ya que 4 se repiten en distintas posiciones.  Los nombres son los utilizados en Latinoamérica y entre paréntesis los originales.

Buster Bunny y Babsy Bunny (Babs Bunny)



Dizzy Terremoto (Dizzy Devil) y Max Montana (Montana Max)



El Pato Plucky (Plucky Duck), Shirley the Loon, 
Hampton Cerdito (Hampton J. Pig) y Fifí Perfume  (Fifi La Fume)


Peluso (Furrball), Sweetie Bird (Pio-Pi), 
Coyote Calamidad (Calamity Coyote) y Beep Beep (Little Beeper)



Cordelín (Concord Condor), Gogo Dodo,  Pequeño Achuzi (Li'l Sneezer) y Elvira (Elmyra Duff)



Para mi hubiera sido más interesante que hicieran los personajes que faltan en vez de repetir, pero bueno, así lo decidieron los muchachos. Para completar todos los personajes faltarían Byron Basset, Gusabio (Bookworm), Arnold the Pit Bull, Bocasucia (Fowlmouth), Barky Marky y Mary Melody.


A fines de los 80s y principios de los 90s se produjo una resurrección de la animación para TV. La Warner reabrió un estudio de animación en 1989 después de 10 años de inactividad. 


La serie televisiva animada Tiny Toon Adventures fue la primera totalmente original, ya que las anteriores fueron refritado de personajes clásicos. Consta de 3 temporadas con 98 episodios y se emitió desde 1990 a 1992 sin contar un par de especiales posteriores; en América latina se trasmitió un poco después. Su creador fue Tom Ruegger y fue producida por la Warner Bros y Steven Spielberg. 


Los personajes fueron diseñados para parecer versiones más jóvenes de los personajes clásicos más populares de Warner Bros; viven en Ciudad Acme (Acne Acress) y estudian en la Looniversidad Acme (Acme Looniversity) donde aprender cómo ser una nueva generación de toons graciosos con las clases de los viejos personajes de la Warner como profesores.


Intro Latino