lunes, 9 de marzo de 2015

Coleccionistas: Carlos Alberto Veiga y su pequeño museo de Chingolo

El amigo Carlos Veiga es oriundo de su amada Puente Alsina y actualmente reside en Monte Chingolo (Conurbano bonaerense). Lo conocí hace años, cuando comencé a coleccionar miniaturas Jacks, me compró varias que tenía repetidas de cuando era pibe, y así comenzó una bella amistad. Hablamos mucho del tema, y de otras cosas, mate o cerveza de promedio.
Colecciona varias cosas vintage, en espacial juguetes, y muy en especial sorpresas Jack. Recuerdo cuando me contó que de chico las apreciaba tanto que las lavaba con jabón y cepillo en la pileta del lavadero; luego les ponía talco.
Aquí les muestro su colección y algunas opiniones suyas.

PD: Esta es la primera nota que hago sobre un coleccionista y su colección. A quien esté interesado en mostrar su colección en este humilde blog, quiera o no revelar su nombre, que se comunique y bienvenido será a compartir su pasión.


Carlos con sus Jacks. Ya no le entran en la vitrina, así que tiene muchos guardados, esperando agrandar su exhibidor. Le han quedado incluso afuera sus amadas colecciones de animales. A su derecha, un vinilo de Anteojito.





Algunos de los titanes más difíciles. No son los preferidos de Carlos, pero me pareció interesante mostrarlo por lo difícil de las piezas y el impecable estado en el que están.


Cómo comenzaste con la pasión del coleccionismo?
De pibe, curiosamente era un "guarda cosas" y las cuidabas muy bien, esas primeras cosas que me interesaban y guardaba eran por supuesto juguetes y revistas que eran los objetos de nuestro mundo infantil; En los años 70´ transcurrió mi infancia en Valentín Alsina, muy linda y sana fue para mi esa época por cierto, en esos años los chicos frecuentábamos la calle la mayor parte del día e interactuábamos con una pelota de fútbol, jugando a los vaqueros, a los Titanes en el Ring, poli- ladrón, autitos, bicicleta, carritos de rulemanes, bolitas (canicas) y en mi caso particular además, saboreaba el chocolatín jack con mucha frecuencia y jugaba con sus sorpresa, los cuidaba y los coleccionaba, verificando siempre el catálogo que aparecía en la revista anteojito, esa revista la esperaba con ganas todos los jueves, cuando mi abuelo Amador, mi viejo o mi vieja me la compraban; las revistas también formaban parte de los objetos que coleccionaba, supe tener una importante colección de anteojito, junto con las que habían sido de mi prima hermana Miriam mayor que yo; en eso años los primos de mi familia manteníamos una especie de sucesión de ropa, libros y juguetes, es decir el primo mayor "pasaba sus cosas" al menor fue por ello que tenía un universo de revistas anteojito más que importante, también en esos tiempos leía, revistas hijitus, revistas de vaqueros, piratas, patoruzú, y tantas más, Como te comentaba de chico tenía la tendencia de juntar, así que puedo decir que en mi caso es innato y con el transcurso del tiempo pulí la idea de coleccionismo al abrirse un abanico más amplio de objetos, pero siempre existe una debilidad, y en mi caso son los muñecos jack de Delicias Fel-fort juntamente  con todo aquello vinculado con el gran Maestro Don Manuel García Ferré.

En las vitrinas de Jack además encontramos miniaturas Sugus, algunos personajes de la pélicula de Garcia Ferré "mil intentos y un invento", Pantera rosa industria Argentina, vehículos de cuando era chico, juguetes de lata japoneces a cuerda y otras cositas. 



En otra pared catálogos de Jack y publicidades de la revista Anteojito


Lamentablemente hoy lo digo con 44 años, en mi adolescencia, cuando me creía ser un hombre con todas las letras comencé a regalar muchas cosas de la infancia, muchas de las cuales te mencioné anteriormente, sin contar con todo lo que cedí a mis primos menores, síntesis: cuando retomé el coleccionismo tuve que comenzar a buscar y a comprar muchas de la cosas que supe tener; esto es algo que con frecuencia se escucha en otros colegas y coincidimos que esa etapa que dejamos de ser niño para pasar a ser jóvenes hombrecitos tendemos a despojarnos de ciertos elementos infantiles como para cerrar una etapa de nuestra vida.

Abajo una joyita, la lámina original de 1971 de la revista Anteojito para colocar los Jacks, todos originales, falta solo Panconara.



Qué te provocan los objetos que coleccionas?
La sensación en primera instancia es de admiración al objeto y luego intriga respecto a la historia que trae la cosa en sí, su origen, el uso que tuvo, quién fue su dueño o su usuario, eso para mi es la parte que más disfruto, porque el solo hecho de tener algo para coleccionar, a mi en lo particular, no me hace mucho efecto si no trae consigo algún valor agregado, y además el disfrute en poder compartirlo con amigos, familiares y el resto de la gente en particular; me gusta exhibir las piezas que tengo y compartir su belleza y su historia con al gente.

La búsqueda del objeto es otra sensación atrayente, el vértigo de, por dónde empezar a buscar, investigar, aprender la historia de la pieza, cómo se hizo, qué función cumplió, eso es un mundo muy interesante para mí.

Uno de los sectores vintage, con muchas publicidades en la pared y una repisa con piezas variadas, entre ellas el bombero loco y un mono a cuerda japonés. En el centro fotos de la historia de Carlos, a la derecha el LP Vida mía de Osvaldo Fresedo, era de mi viejo y se lo obsequié a Carlos. La remera de Hijitus la conserva de niño, y la mandó a enmarcar.




Qué representa para vos el coleccionismo?
Es un hobbie podría decir, también un cable a tierra que me desintoxica de algunas momentos del día, me ayuda a conocer gente, me brinda amplios conocimientos, y destaco amplios porque al investigar sobre las cosas vas adquiriendo datos interesantes, incorporas mucha historia y para mi eso es un motivador; algunas personas van un club para reunirse o hacer alguna disciplina deportiva por ejemplo, otros se reúnen en un café, etc., en mi caso forma parte del esparcimiento y lo practico con muchas ganas.  

Otra pared. Robots de los 80s y juguetes de lata. Una antigua plancha. Botellas, radios y un Super Hijitus pintado por encargo por un servidor.



Que opinas del ambiente del coleccionismo?
Bueno, esta pregunta bien la puede desarrollar un psicoanalista y digo esto porque uno conoce coleccionistas con la más variada patología, es cierto que todos tenemos algo en la cabecita, pero en este rubro puntual yo los clasifico en dos grupos que detallo a continuación y si queres, podemos efectuar también sub-ramas que ahora no creo pertinente especificar:

Aquellos que les gusta coleccionar y son buscadores de objetos, los compran, los cambian, los ceden, los guardan, los exhiben, los comparten. Ayudan a otros colegas en sus proyectos, colaboran en todo, gente sana y con ganas de disfrutar de esto.

Luego podemos mencionar aquellos que, rozan el límite del sinvergüenza, los cuales hacen reproducciones, venden objetos que dicen ser originales o impecables y resulta que están fraguados; también efectúa artimañas muy bajas para logran su objetivo, en fin, lucran con colegas o con gente principiante, pero bueno es muy dífícil de probar este tipo de operaciones, muchas hoy día se dan por Internet, otras en locales, es algo muy molesto e indignante.

Algunas de las tantas revistas Anteojito, con bellas publicidades. Tambien otras revistas como Mad, Hijitus y Rico Tipo. Más abajo la colección completa de chapasd el cuerpo humano que sacó Anteojito en los 70s.




Una de mis piezas preferidas, no podía ser otra cosa que, un muñeco jack, el superhijitus saliendo del sobrero del año 1972, es una pieza que de niño me gustó y sigue gustándome y en ese mismo tenor me gusta las piezas correspondientes a los animales, son para mí pequeñas obras de arte, con una matricería con detalles únicos y un pintado a mano que resulta sobresaliente al resto de otro muñeco similar, cabe destacar que son miniaturas de plástico pintadas a mano.  

Las botellitas miniaturas también son de mi preferencia, los discos de vinilo y todo aquellas antigüedades relacionadas con nuestro campo argentino, disco de arado, botellones, cuadros, etc.

Las botellitas miniatura, colección de Liliana, su media naranja.


Una de las piezas más queridas de tu colección es el "Renato". Que nos podes contar de él?
El Renault 4 por definición es un coche familiar originario de Francia, famoso en otros países como en Colombia por ejemplo; hizo su debut en el país a principios de los 60´ a través de Ika-Renault Argentina en la planta Santa Isabel de la Pcia. de Córdoba; con ese auto aprendí a manejar, primero en el campo en Guernica en una quinta y luego ya en el barrio en Valentín Alsina, tuve siempre un afecto especial, tanto que hace 8 años que estaba buscando uno para restaurar, hasta que al fin en agosto de 2014 encontré a “Renato”  en la Ciudad de Banfiled, con ese nombre estaba bautizado por Pablo, su anterior dueño y así le quedo su nombre.
Con detalle pequeños de pintura pero una pieza impecable, sin picaduras en la chapa, sin golpes en la corrocería y el motor un violín.
Desde hace 6 meses que solo satisfacciones nos da a mi familia; salir de paseo o hacer mandados por el barrio, obliga a mucha de la gente que nos ve a saludarnos y hacer un ok!!! con la mano, en señal de aprobación, todo un orgullo.
Con tiempo le estamos cambiando algunas piezas, poniéndolo en línea y luego como último retoque se le hará la pintura.
No falta mucho tiempo para hacer algún trayecto más atrevido de media distancia que hasta ahora no nos hemso animado.
Cuanto más lo manejas más te encariñas.



Dario mucho agradezco tu amistad y tu buena voluntad en darme un espacio para poder expresar todo lo dicho, y aprovecho a invitar a los coleccionista y a los que está intentando serlo a profesar la investigación en la búsqueda de las piezas y ayudar al colega, tengamos en cuenta que el coleccionimo ayuda a mantener vivo nuestro pasado y nuestra historia, por favor que no se pierda esa escencia.

Saludos, Carlos Alberto Veiga, Marzo 2015.

11 comentarios:

  1. un genio... me mató el bombero loco y el cuadro de Perón ja, groso, y claro, todos los jacks que son hermosos... y los Titanes, de mis preferidos... yo también compartí época en Valentín Alsina, vivía en Cnel D'Elía a la vuelta del parque Udabe, seguro que recordarás esa zona aunque no era tan cerca del centro...

    no conservé nada y tenía mil revistas y Jacks pero bueno, entre mi vieja y mi desinterés se fue todo... tenía la caramelera de Cachavacha! y algunos mas..... salu2 a los 2 entonces...

    ResponderEliminar
  2. ah y muy buena idea la tuya de mostrar a los coleccionistas, espero por más... salu2...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Y el espacio está abierto para quien se prenda. Lamentablemente muchos (o muchisimos) coleccionistas no les gusta compartir, quieren tener todo guardadito para si mismo. Por mi parte, si no compartiera creo que no le encontraría sentido.

      Eliminar
  3. Excelente nota, bien armada y mejor presentada. Las preguntas son puntuales y directas y las respuestas muestran la pasión que Carlos siente por el coleccionismo y las piezas que fue consiguiendo con esfuerzo y dedicación. Tengo la suerte de conocer a ambos, entrevistado, Carlitos Veiga y entrevistador, Darío Cattalano, a quien conocí justamente por medio de Carlitos. Los dos son muy fanas de las cosas que coleccionan, pero lo mejor de todo es que son muy buena gente, tipos buenazos, transparentes, amigos de fierro. Ellos coleccionan objetos pero también coleccionan buenas y lindas costumbres y mantienen vivos los códigos de barrio. Felicitaciones a Dario por este blog y por la idea de mostrar a los colecciones, y felicitaciones a Carlitos por su pequeño y valioso museo de Chigolo. Pedro Izaguirre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No todos los que no estan en el tema entienden, como vos decis, el esfuerzo y dedicación de los colecconistas. Justo hace un rato comentabamos con un amigo, a los lugares lejanos que hemos ido para buscar un playmobil, para poner un ejemplo; o lugares que entras y no sabes si salis para levantar un trencito de lata.
      Muchisimas gracias por tus palabras Pedro, vos tambien sos un tipo de fierro.

      Eliminar
  4. Como de paso, mencionaste Mil intentos y un invento, que película animada más lagrimogena. Especialmente el banco que habla y los pequeños huerfanos cantando "Las noches de invierno temblamos de frío..." ¿Cómo es que recuerdo esos detalles?

    Respetable la colección de revistas, las Rico Tipo, con esas mujeres de cintura imposible, y MAD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y Trapito? La tenes que ver con una caja de carilinas.

      Eliminar
  5. Buenos dias Amigo, muy buena nota, me pueden los jack :D

    también te invito a que pasas por mi blog, aunque ya has comentado en el mismo allá por el 2013.
    y todo aquel que quiera sumarse. http://milhobbies.blogspot.com.ar/

    Saludos y hasta pronto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Como estas?. Si, comenté en tu blog, aunque en ese momento la dirección del mio era otra, pero igual te diste cuenta, jaj. Copado que lo este actualizando, es un trabajo ad honorem, pero vale la pena compartir.
      Saludos.

      Eliminar
  6. hola donde esta ese catalogo osea es un museo ect saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaj, no, es la colección particular del amigo Carlos.

      Eliminar