viernes, 28 de septiembre de 2012

El "Ancho" Ruben Peucelle (1973)

Aprovechando el cumpleaños número 80 del Ancho, le dedico el post a su miniatura Jack


Después de Karadagian, Rubén Peucelle “el Ancho”, como lo llamaban por su tremendo lomo, fue el luchador más importante de catch en Argentina y uno de los primeros fisiculturistas que hubo en nuestro país. Comenzó en “lucha libre” en 1962, y al año siguiente ya estaba con Martin en “Titanes en el ring”. Fue el único luchador fuera de Karadagian en ser campeón (1968) ya que ese titulo siempre lo tuvo el armenio, a veces empatando con la momia. Luego en 1988 encabezó “Lucha fuerte”,  un programa con la misma estructura de titanes tomando un rol parecido al de Karadagian; y hace unos años cuando el programa de tv “100% Lucha” reflotó este arte,  fue presidente del jurado y Manager General.
El campeón argentino por excelencia vivió cuarenta años con el catch. Todavía hoy a sus 80 años entrena en el gimnasio que instaló en su casa, mientras escucha su música favorita, el rock de Elvis Presley y la música clásica.
Es un indiscutible ídolo popular, recordado tanto por sus legendarias luchas como por ser una excelente persona, quizá el más querido de todos los luchadores.
El Ancho, también llamado el Hércules argentino, salió en el primer catálogo de titanes en jack, y por ser tan popular se reeditó en los siguientes. El diseñador hizo honor a su apodo como verán en su voluminoso tórax.





Una anecdota del ancho para los coleccionistas:
“Guardo las figuritas, las notas, todo. Una vez, en Parque Rivadavia, uno de esos vendedores me reconoció y nos pusimos a hablar. Cuando le dije que coleccionaba las cosas de Titanes me hizo una oferta y yo le dije no, maestro, gracias: los muñequitos de Jack no tienen precio”




Peucelle antes del catch


Lo que la mayoría de la gente no sabe es que Rubén fue uno de los primeros patovicas argentinos. En sus palabras:
“Acá nació el fisicoculturismo –dice en su casa de Olivos–. A principios del ‘50 vine acá con un grupo de atletas: había remeros, acróbatas, boxeadores y luchadores, éramos como veinte”
"Raros éramos, sí; nos veían como platos voladores. Venían muchos gays a la playita en esa época. Yo era medio sex symbol. Pedrito Rico venía mucho." ¿Y? "Nada, buena gente, delicados, pero muy respetuosos. Imaginate: nosotros éramos intocables..."
“En el ‘50 había en Campana un criadero de patos y pavos que se llamaba “Patos Vicca”, por el apellido de su dueño. Los alimentaban con leche para que su carne no fuera tan dura; eran enormes, parecía que tenían músculos. Como nosotros éramos fisicoculturistas, la gente empezó a decir que tomábamos leche para desarrollarnos: así nos empezaron a llamar patovicas.”



en la foto de abajo el que sostiene a los otros dos es Ruben




Fotos de un ídolo




en el ring con Martin Karadagian:


Figurita redonda: 



Tarjeta, luchando con Ararat:


Foto de antología!!! Dos idolos populars, 
el "polaco" Goyeneche y el "ancho" Peucelle:


Una faceta gauchesca:


En Lucha fuerte (naipe):




Su canción de entrada, con ritmo de malambo, lo pinta como es:

 

  Un combate, contra el gitano Ivanoff:




Algunas palabras más del Ancho:


“El catch es como el teatro, vos tenés que hacer creer al público que lo que estás haciendo arriba es verdad. Es como en el teatro cuando a alguien le dan un garrotazo en la espalda, la escena es la misma, tiene que parecer de verdad y para eso hay que practicar.”

“…siempre fui un irresponsable total. Nunca me gustó quedarme establecido con las cosas, con nada. Nada es mío, no me quedo con nada. Por eso no me casé. No me gusta la responsabilidad porque me aprieta, me molesta. Me crié en la libertad: será bueno o malo, pero es mi filosofía"

“En el '77, '78, con Videla, Massera y todos esos, nos invitaron a una comida y un militar de rango, no me acuerdo como se llamaba, dijo que Martín Karadagian era un hombre canoso, gordo y bastante viejo y que con el Mundial encima no correspondía que fuera la imagen del campeón del mundo de nada. Martín se enojó mucho, discutieron y a la semana nos sacaron del aire. Estábamos en Canal 11. Como Martín era amigo del cardenal Copello, se comunicó con él y no me preguntes qué pasó, pero volvimos al aire enseguida. Y con una novedad, un personaje nuevo: David, el pastor.”

18 comentarios:

  1. La verdad, es que esos sí que eran otros tiempos.. y que bien se conserva a los 80!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, el mismo comentó que recuerda aquellos tiempos y le parece una fantasía. Y claro que está muy bien, a fuerza se ejercicio, vida sana, y un alma pura.
      Gracias por pasar Srta ;)

      Eliminar
  2. El ancho es inalterable, pasa el tiempo, sigue haciendo fierros y sigue con la calidad de siempre. Un genio. Muy buen post homenaje. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Como marcaron nuestra infancia estos tipos! Genial Dario...Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Uhhh que lindo post , muy lindo homenaje a un ancho de corazones.
    Que bonita colecciòn te armaste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marisa. Vi que estuviste con el en su festejo; un lujo che.
      Saludos.

      Eliminar
  5. Amigazo Dario, te pasaste con la nueva entrada en homenaje al querido Campeón Argentino "El Ancho" Rubén Peuchele,reviví el vídeo que luchaba con el Gitano Ivanoff junto a mi hija, emocionante recordar aquellos momentos de nuestra infancia, muy buenas las fotos, excelente, Felicitaciones!!!
    Carlos Alberto Veiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias amigo, por pasar y comentar; y me alegra te emociones. Y veo que estas educando bien a tu hija, jaja.
      Abrazo.

      Eliminar
  6. El Ancho era mi luchador preferido, tal vez por su identificación como representante de Argentina. Además no andaba con fantochadas y parecía bonachón. ´Varón muy noble y sencillo¨ decía la canción.
    El blog sigue bien!!! Que siga gozando de buena salud!!!
    Saludos
    Marcelo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Marcelo, el ancho tenia ese encanto que vos decís, de lo simple, despojado, humilde y buen tipo; además (por lo menos a mi me pasa) lo veo tan cercano como un chabón de mi barrio.
      Gracias por pasar y comentar.

      Eliminar
  7. Bueno Darío, sabes de mi admiración por Titanes y en especial por el "Gran Hércules Argentino", como muchos ya comentaron, esa pinta de hombre fuerte, bonachón y sencillo lo convertía en mi preferido. Si bien no tenía el "gran" feeling con Karadagian, casi siempre tuvo canción propia en los distintos discos que fueron saliendo (incluso en el de La Carpa de Martin - El hombre forzudo) y recuerdo el estribillo de la ùltima cacnción en su honor "...tiene el cuerpo de un gladiador y es tan bueno como mi papá...".
    Gracias Darío por el valiosísimo trabajo que estas haciendo!!!!!

    Diego

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantó esa estrofa de su última canción!!! Una síntesis perfecta.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  8. un grande el ancho, muy querible... y por lo que decís buena persona, genio...

    me encanto el blog, lo sigo leyendo!!!!!

    ResponderEliminar